La Catedral, nuestra casa, nuestro legado