Tras una espera de cientos de años, se escrituró la Catedral de Morón

El martes 4 de diciembre tuvo lugar el acto de firma de Escritura de la parroquia Inmaculada Concepción del Buen Viaje – Catedral de Morón. A 288 de la creación de la parroquia, la diócesis puede concretar esta anhelada formalización que fue rubricada en la Municipalidad, con la presencia del Obispo Jorge Vázquez, del intendente municipal Ramiro Tagliaferro, del Director de Culto de la Provincia de Buenos Aires Walter Javier Jiménez, del escribano Diego Molina, presidente del colegio de escribanos de Morón y asesor de la escribanía general de la Provincia de Buenos Aires, del padre Martín Bernal, párroco de la Catedral, y del escribano adscripto de la escribanía de gobierno Paul Díaz.

La presencia de los altos funcionarios provinciales y municipales no es para menos: se trata de la regularización de la propiedad por parte de la Iglesia de Morón de nada más y nada menos que de su Catedral Basílica, poniendo fin a siglos de una situación irregular.

Cuando la parroquia de Morón, fue creada en 1730, no tuvo templo propio y por muchos años funcionó provisoriamente en el oratorio de Francisco de Merlo hasta que muy probablemente en diciembre de 1776 se instaló definitivamente en el mismo solar en dónde hoy se encuentra la Catedral.

Según parece, ya que no hay documento que demuestre dicha voluntad, sólo el testimonio oral de un vecino en una causa judicial de 1799, el matrimonio integrado por Marcos Alarcón y Juana Iturri -propietarios de lo que hoy es la zona céntrica de Morón- habrían donado en la década del sesenta del siglo XVIII, una “cuadra de tierra” que con el tiempo se extendió a la totalidad de la manzana para que se levante la Iglesia parroquial, la que en la venta de una propiedad que hace el yerno y sucesor de Alarcón, Faustino Zalazar a Francisco Conget, el 2 de julio de 1779, ya figura al detallar en la escritura que dicho terreno linda al oeste “… con la Capilla intitulada Ntra. Sra. del Buen Viaje … ”.
Este documento notarial, es de vital importancia: es el primero que nombra a la parroquia del Buen Viaje en el ámbito civil.

Tres meses después en octubre de ese mismo año, Zalazar vende a Ramón de Escalera otra fracción de tierra, haciendo la salvedad que quedan excluidas “seis cuadras de terreno” una de las cuales está la Capilla e Iglesia, figurando por segunda vez la Parroquia en un documento de este tipo.

El propio Zalazar y su esposa Pascuala Alarcón serían los donantes de una cuadra frente a la Iglesia para plaza y así en torno a ambas para 1799 según informe oficial, se aglutinarían en rededor a ellas unas doce casas delimitadas por las calles Casullo, Rivadavia, 9 de julio y Mitre.

Los años transcurrieron, se pasó de la época colonial a la independiente y así en la misma cuadra de la iglesia se edificó la primer escuela pública en 1822 (dónde hoy está el edificio de Acción Social) y al quedar vacía tras su cierre en época rosista, se instaló la autoridad municipal.

En 1859, para colaborar con los gastos de la construcción del segundo templo, el Municipio autorizó a la Parroquia vender un terreno a Francisco Querol, dándose por válida la posesión de dicha parcela por parte de la Iglesia por “… un documento del año mil setecientos setenta y dos …” y unos testigos que habían dado fe de la propiedad eclesiástica de esa tierra en 1854 ante “… la Escribanía Mayor de Gobierno …”, en medio de varios trámites judiciales. Todo esto justamente, por no haber escritura alguna.

En 1874, con motivo de sufragar los gastos del tercer y actual Templo, el mismísimo Arzobispo de Buenos Aires Federico Aneyros por parte de la Iglesia, vendió la esquina de las actuales Buen Viaje y San Martín, al Intendente Santiago Amaral -terreno en dónde como se dijo anteriormente venía funcionando la Municipalidad- y nuevamente por falta de escritura se tomó como válida la “… posesión inmemorial que ha tenido de la manzana …” la Parroquia, respaldando esto con la venta Zalazar-De la Escalera de 1779, antes mencionada. Una vez más la buena voluntad de las autoridades permitió saltear el inconveniente.

Así pasaron los años hasta llegar al presente y la situación de precariedad jurídica en la posesión de la iglesia moronense de su Catedral, casa y colegio parroquiales, se regulariza después de casi 300 años.

Nota realizada con la colaboración de Ezequiel Pavese, coordinador general del Museo de la Catedral.

Nuestro fieles difuntos

Dales Señor el Descanso eterno, y que brille para ellos la luz que no tiene fin…

La Catedral, nuestra casa, nuestro legado

Inscripción a la Asamblea Sinodal de la Escucha

El sábado 13 de octubre queremos encontrarnos todos, desde nuestros diferentes servicios y comunidades, en la Primer Asamblea Sinodal de la diócesis de Morón. Será un momento fundamental en este recorrido para escucharnos y escuchar cada uno el propio corazón con cuidado y atención, buscando ver cuáles son los deseos, anhelos, búsquedas y sueños más profundos que hoy cada uno tiene en su comunidad, y reconociendo que en lo más íntimo del corazón es donde Dios habla, y que esos deseos son despertados por Él.

Anotate ingresando en: http://bit.ly/asambleasinodaldelaescucha 

Monseñor Troz, párroco emérito

El Obispo Jorge Vázquez, en agradecimiento por los múltiples servicios pastorales en diversos campos de la Iglesia Diocesana y los más de cinco lustros como Párroco de la Catedral Basílica y Parroquia que atesora la imagen de la Patrona Diocesana, designó a monseñor Raúl Trotz Párroco Emérito de la Iglesia Catedral Basílica y Parroquia Nuestra Señora del Buen Viaje. Leer el decreto de su nombramiento

Celebramos los 150 años del templo

Con la presencia de la comunidad parroquial de Nuestra Señora del Buen Viaje y una parte importante de los referentes de la vida política y social de Morón, la Catedral de Morón celebró los 150 años de la piedra fundamental de su tercer y último templo. El Obispo Jorge Vázquez presidió en la Eucaristía en la que recordó que nuestra Iglesia local es posta de caminantes: “Nuestra casa es la casa de todos los caminantes, un lugar en el que se descansa para, luego, seguir construyendo la paz, la justicia y la solidaridad”.

Ver galería de imágenes en el Facebook de la Catedral.

Carta del Párroco para la Semana Santa 2018

Queridos hermanos:
Hace más de dos mil años Jerusalén fue signo de todos los pueblos del mundo. La Iglesia toma ese signo. Y así como Jerusalén vivió aquella Pascua bajo la luz de su esperanza, sus realidades de entonces, ahora cada ciudad, cada nación, cada pueblo, esta semana encarna esa esperanza que Cristo trae en las propias realidades de nuestra vida y de nuestra historia concreta. Esto es lo que se llama el sentido litúrgico de las celebraciones.
La liturgia de la Semana Santa no es recuerdo, aquí no estamos solamente evocando que hace tantos siglos Cristo entró a Jerusalén. La liturgia es presencia, es signo de realidades. La realidad es que hoy, este marzo de 2018, desde el panorama de palmas del domingo de Ramos, desde la entrega que Jesús hace de su vida en el servicio y Pasión hasta el jubilo de su presencia resucitada debemos sentir que se juega nuestra vida.
Vivir la semana Santa es para nosotros como comunidad parroquial y educativa instalarnos en el corazón de la vida cotidiana en nuestro aquí y ahora. Para Jesús la ciudad es el lugar de la vida y la conversión del corazón.
Y convertir una vez más nuestro corazón es asumir que en Semana Santa no está en juego una doctrina, ni una teología, ni una religión, ni una Iglesia. Está en juego el hombre y en ese hombre el mismo Dios.
Por eso, queremos invitarlos a vivir esta Semana Santa no como un recuerdo del pasado sino a vivirlo con la esperanza, con la angustia, con los proyectos, con los fracasos de nuestro mundo de hoy, de nuestra patria de hoy, para que Cristo nos anime así como hace más veinte siglos a Jerusalén y al mundo entero que había de vivir de su redención.

Felices Pascuas de Resurrección

Martín Ernesto Bernal
Cura Párroco