“Haciendo Juntos el Camino de Jesús” Encuentro Sinodal de Jóvenes

En el marco de las fiestas patronales, la Juventud de la Diócesis de Morón realizó el encuentro sinodal para jóvenes en el Colegio Parroquial Nuestra Señora del Buen Viaje. Cientos de jóvenes provenientes de Morón, Hurlingham e Ituzaingó se dieron cita desde las 10 de la mañana para compartir una jornada donde “el eje es la escucha: escucharnos entre nosotros y escuchar lo que Jesús tiene para decirnos” declararon los organizadores del evento. 


Luego de la presentación el Obispo Jorge Vázquez dirigió unas palabras a los jóvenes presentes. “Buen día a todos, si se puede decir así” saludó entre risas, haciendo alusión a la lluvia incesante que golpeaba contra el techo de chapa del gimnasio. “Ustedes están aquí para caminar juntos, eso es el Sínodo, y nosotros como pastores estamos aquí para escuchar lo que tienen para decir” y agregó “La Iglesia los quiere escuchar, y que ustedes con total libertad puedan decirnos lo que tienen en el corazón”
https://www.youtube.com/watch?v=mUfUrsmKVE4

La dinámica del encuentro consistió en distintos bloques temáticos, donde personas, desde diversas temáticas, dieron su testimonio de encuentro con Jesús y cómo a partir de ahí descubrieron su vocación y proyecto de vida. El primer bloque titulado “vínculos – proyecto de vida y vocación – Afectividad y sexualidad”  abordó temáticas acerca de “la forma de relacionarse con el otro, a través de las redes sociales, la sexualidad desde la elección del otro, poner en el centro a Jesús, la búsqueda desde el amor, la familia como centro, la libertad de elegir” con la participación de Analía desde la psicología, Paula y Nacho desde el Matrimonio, Agustín desde su preparación como seminarista hacia el sacerdocio. Finalizado el bloque, los participantes fueron invitados a compartir en grupos previamente constituidos al inscribirse. 


A su término y luego del almuerzo, los jóvenes se dirigieron al templo para adorar a Jesús Eucaristía, guiados por una dinámica de preguntas con el eje en un “Jesús que me mira y elige. Me acompaña en el camino. Me invita a hacerlo presente en mi vida y la de los demás”.


Para el cierre del encuentro, se les propuso a los participantes que a través de la aplicación KAHOOT, cada uno defina en una palabra lo que se lleva, lo que significó este encuentro seguido de un video representando distintas realidades de los jóvenes para motivar a ser testimonio fuera y dentro de las parroquias y pastorales, con el objetivo de “reconocernos enviados a transformar esa realidad”. 

El segundo bloque titulado “La Iglesia, mi comunidad y el compromiso ciudadano” planteó  “Cómo desde el encuentro personal con Jesús, y desde la experiencia de sentirse amados, sintieron el llamado como parte de la Iglesia a ir al encuentro del otro, buscando saciar las necesidades de su comunidad. Transmitir como a partir de mi experiencia de fe, de mi encuentro con Jesús que cambió mi vida, puedo transformar mi realidad, la realidad de otros. Iglesia y las comunidades como espacio para no sólo expresarse sino para comprometernos en lo que nos molesta, nos preocupa, nos angustia” . Con el testimonio y la guía a cargo de Mavi y Tamara, se proyectó un vídeo donde distintas personas contaron acerca de su encuentro con Jesús y a partir de allí, su compromiso con la realidad social. Este bloque, de la misma forma que el anterior, fue sucedido por una nueva reunión por grupos. 

Finalizando la jornada, jóvenes compartieron juntos a los niños de primaria y toda la comunidad parroquial la misa central por las fiestas patronales, durante la cual los seminaristas Patricio Tomé y Juan Favatella recibieron el ministerio de Lector y Acólito, respectivamente. “Termino estas palabras haciendo mías las palabras de Francisco al finalizar su carta Cristo Vive!: “Queridos jóvenes, seré feliz viéndolos correr más rápido que los lentos y temerosos. Corran atraídos por ese Rostro tan amado, que adoramos en la Sagrada Eucarístia y reconocemos en la carne del hermano sufriente. El Espíritu Santo los empuje en esta carrera hacia adelante. La Iglesia necesita su entusiasmo, sus intuiciones, su fe. ¡Nos hacen falta!” Cv299”.


Deja un comentario