“Haciendo Juntos el Camino de Jesús” Encuentro Sinodal de Jóvenes

En el marco de las fiestas patronales, la Juventud de la Diócesis de Morón realizó el encuentro sinodal para jóvenes en el Colegio Parroquial Nuestra Señora del Buen Viaje. Cientos de jóvenes provenientes de Morón, Hurlingham e Ituzaingó se dieron cita desde las 10 de la mañana para compartir una jornada donde “el eje es la escucha: escucharnos entre nosotros y escuchar lo que Jesús tiene para decirnos” declararon los organizadores del evento. 


Luego de la presentación el Obispo Jorge Vázquez dirigió unas palabras a los jóvenes presentes. “Buen día a todos, si se puede decir así” saludó entre risas, haciendo alusión a la lluvia incesante que golpeaba contra el techo de chapa del gimnasio. “Ustedes están aquí para caminar juntos, eso es el Sínodo, y nosotros como pastores estamos aquí para escuchar lo que tienen para decir” y agregó “La Iglesia los quiere escuchar, y que ustedes con total libertad puedan decirnos lo que tienen en el corazón”
https://www.youtube.com/watch?v=mUfUrsmKVE4

La dinámica del encuentro consistió en distintos bloques temáticos, donde personas, desde diversas temáticas, dieron su testimonio de encuentro con Jesús y cómo a partir de ahí descubrieron su vocación y proyecto de vida. El primer bloque titulado “vínculos – proyecto de vida y vocación – Afectividad y sexualidad”  abordó temáticas acerca de “la forma de relacionarse con el otro, a través de las redes sociales, la sexualidad desde la elección del otro, poner en el centro a Jesús, la búsqueda desde el amor, la familia como centro, la libertad de elegir” con la participación de Analía desde la psicología, Paula y Nacho desde el Matrimonio, Agustín desde su preparación como seminarista hacia el sacerdocio. Finalizado el bloque, los participantes fueron invitados a compartir en grupos previamente constituidos al inscribirse. 


A su término y luego del almuerzo, los jóvenes se dirigieron al templo para adorar a Jesús Eucaristía, guiados por una dinámica de preguntas con el eje en un “Jesús que me mira y elige. Me acompaña en el camino. Me invita a hacerlo presente en mi vida y la de los demás”.


Para el cierre del encuentro, se les propuso a los participantes que a través de la aplicación KAHOOT, cada uno defina en una palabra lo que se lleva, lo que significó este encuentro seguido de un video representando distintas realidades de los jóvenes para motivar a ser testimonio fuera y dentro de las parroquias y pastorales, con el objetivo de “reconocernos enviados a transformar esa realidad”. 

El segundo bloque titulado “La Iglesia, mi comunidad y el compromiso ciudadano” planteó  “Cómo desde el encuentro personal con Jesús, y desde la experiencia de sentirse amados, sintieron el llamado como parte de la Iglesia a ir al encuentro del otro, buscando saciar las necesidades de su comunidad. Transmitir como a partir de mi experiencia de fe, de mi encuentro con Jesús que cambió mi vida, puedo transformar mi realidad, la realidad de otros. Iglesia y las comunidades como espacio para no sólo expresarse sino para comprometernos en lo que nos molesta, nos preocupa, nos angustia” . Con el testimonio y la guía a cargo de Mavi y Tamara, se proyectó un vídeo donde distintas personas contaron acerca de su encuentro con Jesús y a partir de allí, su compromiso con la realidad social. Este bloque, de la misma forma que el anterior, fue sucedido por una nueva reunión por grupos. 

Finalizando la jornada, jóvenes compartieron juntos a los niños de primaria y toda la comunidad parroquial la misa central por las fiestas patronales, durante la cual los seminaristas Patricio Tomé y Juan Favatella recibieron el ministerio de Lector y Acólito, respectivamente. “Termino estas palabras haciendo mías las palabras de Francisco al finalizar su carta Cristo Vive!: “Queridos jóvenes, seré feliz viéndolos correr más rápido que los lentos y temerosos. Corran atraídos por ese Rostro tan amado, que adoramos en la Sagrada Eucarístia y reconocemos en la carne del hermano sufriente. El Espíritu Santo los empuje en esta carrera hacia adelante. La Iglesia necesita su entusiasmo, sus intuiciones, su fe. ¡Nos hacen falta!” Cv299”.


Nuevo manto para la Virgen en la Ermita


Este domingo al finalizar la misa de 19 hs., en el marco de las Fiestas Patronales, el párroco de la Catedral, Martín Bernal, bendijo el nuevo ajuar de fiesta de la imagen de la Virgen del Buen Viaje, que se encuentra en la Ermita, ya que hasta ahora no lo tenía

Bendición del nuevo manto de la Virgen de la Ermita en misa de 19hs

Desde el próximo fin de semana, coincidiendo con la celebración diocesana de la Virgen, quienes entren a rezar, lo podrán ver ya vistiendo a la Patrona de Morón.

Recordemos que desde aproximadamente la década de 1840, la parroquia comenzó a llamarse “Morón de la Concepción”, provocando que la devoción a la Virgen del Buen Viaje se perdiera y con el correr de los años el pueblo la fuese olvidando.

No es extraño entonces que cuando en el mes de diciembre de 1873 se coloca en el templo el nuevo retablo del Altar Mayor, la imagen que lo preside estuviese dedicada a la Purísima Concepción y la antigua imagen patronal fuese guardada en la sacristía.

En 1907 asumió como párroco el presbítero Pablo Darbón quien revistió de solemnidad todos los actos y fiestas religiosas, especialmente las Patronales, tratando de inculcar en los feligreses un gran amor a la Parroquia y una verdadera devoción a la Virgen. Pero fue el párroco que le sucedió, Félix Bollo, quien a instancias del gobierno de la provincia de Buenos Aires (abocado en ese entonces a investigar y escribir la historia de los pueblos de la provincia)  se interesó en la historia de Morón y de su Iglesia. De esta manera comprendió que esa imagen de la Virgen que estaba en la sacristía era la antigua imagen patronal que había sido retirada del Altar Mayor en 1873.

Así las cosas, el domingo 23 de junio de 1940 volvió a poner a la Virgen del Buen Viaje dentro del Templo, no ya en el Altar Mayor sino en una nave lateral, y el 8 de diciembre del mismo año en cumplimiento de una promesa, la sacó en procesión por las calles del pueblo y se propuso restaurar la devoción a la verdadera y olvidada Patrona.

Sucede al padre Bollo, el presbítero Edmundo Vanini, quien trató de intensificar el culto a la Virgen del Buen Viaje realizando para esto un Congreso Mariano (diciembre de 1943), organizando la Coronación Diocesana de la Virgen (8 de diciembre de 1947) y levantando la “Ermita de Nuestra Señora” cuyos cimientos fueron bendecidos por Monseñor Julián Martínez, Obispo de Iborá en 1948, quién también presidió la ceremonia del traslado de la antigua imagen a ella el día de Cristo Rey del año 1949, con la presencia de autoridades nacionales, provinciales y los embajadores de España y Chile.

La Ermita se construyó, en la actual esquina de las calles Belgrano y N. S. del Buen Viaje, con la idea de reproducir el antiguo oratorio que según la tradición los padres jesuitas tenían en Morón a orillas del arroyo, a la cual los viajeros concurrían para pedir un buen viaje a la Virgen. Es por eso que tiene un aire a capilla colonial española, con techos de tejas, pisos rojos imitando ladrillos, reja cerrando el altar y ventanas de alabastro para generar la semi penumbra apropiada para la meditación según la costumbre de la época.

En su altar, realizado en mármol blanco con bajorrelieves que se refieren a los orígenes de Morón (la carreta en el camino real, espigas de trigo, un ombú –la inmensidad de la llanura– y símbolos marianos (el monograma de la virgen y las azucenas), se colocó la antigua imagen de la Virgen del Buen Viaje.

Acompañaban las banderas de España (evangelizadora de América), de Chile y Perú (destinos finales del Camino Real) y de la República Argentina. Lamentablemente estas banderas desaparecieron como así también las que se repusieron en 1998 al cumplirse los cincuenta años de la bendición de los cimientos de esta Ermita.

Cuando en 1957 asume Monseñor Miguel Raspanti como primer obispo de Morón, decidió que la imagen de la Virgen del Buen Viaje volviese al altar mayor del Templo. El cambio se realizó el domingo 11 de agosto de 1963 y en la Ermita se colocó la réplica que existe hasta el día de hoy y que fue bendecida por el entonces papa San Juan Pablo II en el año 1982 cuando pasó por Morón en viaje hacia el Santuario de Luján.

Informe del Prof. Ezequiel Pavese. Coordinador del Museo Catedral Basílica Nuestra Señora del Bue Viaje

El Obispo Jorge Vázquez presidió la misa principal de la 45° peregrinación a Luján

En la mañana del Domingo 6 de Octubre a las 7 hs el Obispo Jorge Vázquez presidió la misa central en la Basílica de la Virgen de Luján en ausencia del cardenal Mario Poli, quien se encuentra en la provincia de Salta para participar en la celebración por los 50 años de la Prelatura de Cafayate. Vázquez, ante la mirada de miles de peregrinos, afirmó con claridad y contundencia que el pueblo está “sediento de paz y hambriento de justicia” y que “no quiere ningún tipo de grieta y enfrentamiento estéril”. 

A continuación, la homilía completa de nuestro Padre Obispo.


45° Peregrinación Juvenil a Luján. Morón fue “Posta de Caminantes”

En el marco de la 45° Peregrinación Juvenil a pie a la Basílica de la Virgen de Luján, la Catedral de Morón encarnó más que nunca el apelativo de “Posta de Caminantes”. El Obispo de Morón, Jorge Vázquez, el Cura Párroco, Martín Bernal y demás sacerdotes y diáconos se ubicaron en la entrada de la Catedral para encontrarse con los peregrinos, darles la bendición y aliento para continuar caminando. 


En la explanada de la Catedral se levantó un escenario con las imágenes de la Virgen de Luján y la Virgen del Buen Viaje, Patrona de la Diócesis; a los costados del mismo. Durante todo el día, distintos grupos de personas se fueron turnando para cantar y animar a los miles de peregrinos que pasaban por el distrito. La Parroquia contó también con un grupo de servidores para asistir a los caminantes con comida o atención sanitaria. 
Alrededor de las 14 hs, hizo su llegada a Morón la imagen cabecera que salió desde la Parroquia de San Cayetano en Liniers y que desde 1975 encabeza la Peregrinación que en sus inicios convocaba a la juventud, pero con el tiempo el Pueblo Argentino la hizo suya para todos. 

La imagen estaba acompañada por la banderas de todas las provincias argentinas y países de América Latina “Como gesto de unidad y hermandad, y teniendo en cuenta el lema de este año: “Ayúdanos a unirnos como hermanos” destacó la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular. 

La Virgen de Lujan pasa por Morón

45° Peregrinación a Luján"Madre, ayúdanos a unirnos como pueblo"

Posted by Parroquia Inmaculada Concepción del Buen Viaje Catedral de Morón on Saturday, October 5, 2019
Transmisión en directo de la llegada de la Imagen Cabecera a la Catedral de Morón
Posta de Caminantes

Multitudinaria jornada de bautismos en la Catedral de Morón

El sábado 28 de septiembre, más de 300 personas de todas las edades (desde recién nacidos hasta octogenarios) se acercaron a la Catedral Basílica Nuestra Señora del Buen Viaje para recibir el sacramento del Bautismo, en el marco de la Jornada Especial que se extendió, a tal fin, desde las 10 hasta las 17 horas.

Desde temprano se sucedieron vecinos de la zona que formaron extensas filas en la vereda y pudieron anotarse, recibir las charlas previas para acceder al sacramento bautismal, rodeados de sus padrinos, familiares y amigos, quienes dieron un constante marco imponente al templo insignia de la ciudad de Morón.

Con la sola presentación del DNI o la partida de nacimiento, los concurrentes pudieron sumarse a la gran familia católica de la comunidad parroquial de la Madre del Buen Viaje.

El Obispo de Morón, Mons. Jorge Vázquez encabezó desde primera hora algunos de los bautismos, secundado por el párroco de la Catedral, Pbro. Martín Bernal, y demás sacerdotes y diáconos de la diócesis que estuvieron al servicio de tan relevante acción.

Decenas de servidores garantizaron que la jornada se desarrolle a la perfección, y acompañaron en todo momento a las personas que se acercaron con la decisión de integrarse como hermanos a la fe cristiana.

“Este es un día de luz, sol y vida: Es el día de la fiesta de nuestros bautismos”, dijo el Padre Martín Bernal a modo de bienvenida, ante la respetuosa atención que le prodigaron centenares de vecinos y vecinas. También añadió a los allí presentes, que “Dios no nos va a dejar, no va a dejar que se caiga nuestra alegría, nuestra esperanza, nuestra fuerza (…) Dios nunca nos suelta de su mano. Estamos celebrando esta verdadera fiesta en la casa de la Madre del Buen Viaje, una de las parroquias más antiguas de la provincia de Buenos Aires. Vamos a cumplir 289 años. Esto quiere decir que hace 289 años que en este preciso lugar se bautiza. Este es un día de profunda alegría, de redención, de encuentro con la vida, con la fe y el corazón”, sintetizó.

Luego de finalizada la celebración de cada grupo de bautizados, se les ofreció un pequeño agasajo para que las familias puedan disfrutar de un momento único e inolvidable. El mismo estuvo organizado por la Comunidad Parroquial y sus Servidores.

En Morón hay una Iglesia en salida, como le gusta predicar al Obispo Jorge Vázquez. Una Iglesia en salida que continúa acercando la Palabra de Dios a miles de vecinos del pago chico y zonas aledañas, y que se muestra como punto de referencia para la práctica de la fe, la solidaridad, el desarrollo de la cultura y la construcción de una renovada esperanza para todo aquel que guste acercarse a las múltiples actividades que se realizan en dicho templo.

Comunicación en Tiempos de Sínodo

La Catedral de Morón llevó adelante en el día de ayer el primer encuentro del ciclo “Comunicación en Tiempo Sinodal” (CTS). La jornada contó con la presencia de nuestro Párroco Martin Bernal quien hizo una caracterización del Sínodo, (término griego que significa “caminar juntos”).  

Seguido de la presentación, el Padre Bernal presentó al Padre Jorge Oesterheld, actual Vicario General de la Diócesis ex vocero de la CEA para reflexionar acerca de los desafíos que tiene por delante la comunidad católica para la evangelización teniendo en cuenta los nuevos paradigmas de la comunicación. Oesterheld es el autor del libro “Caminar Juntos, la espiritualidad en Tiempo de Sínodos”.

Este ciclo de encuentros está inspirado en las Jornadas Mundiales de la Comunicación Social nacidas en 1967 y basadas en resoluciones del Concilio Vaticano II (el Decreto Inter Mirifa, sobre los medios de comunicación).

 La propuesta CTS consta de un ciclo de encuentros abiertos a la comunidad, convocando a aquellas personas con una inquietud vocacional y/o profesional hacia el sector de la comunicación. Podrán participar del ciclo todos los interesados en dialogar sobre el mundo de la comunicación desde una perspectiva cristiana y los desafíos que atraviesa la Iglesia Católica en la sociedad del conocimiento. Las redes sociales, las tecnologías en la comunicación y la información, abren un conjunto de interrogantes a quien desee  “comunicar la Iglesia y su mensaje” en cualquiera de sus instancias (Parroquia, Diócesis, Barrios, pastorales, etc.).

 El Papa Francisco en las últimas Jornadas Mundiales de la Comunicación Social ha propuesto el análisis y la profundización del abordaje de los espacios ofrecidos por las tecnologías con la clara conciencia y premisa fundamental de “no perder la humanidad” de las comunicaciones.

Los próximos encuentros tienen fecha el 19 de Octubre y 16 de Noviembre; para aquellas personas que deseen interiorizarse sobre CTS pueden hacerlo comunicándose con la Secretaria Parroquial.

Con el domingo de Ramos en la Plaza San Martín, arrancó la Semana Santa

La Semana Santa arrancó con muchas actividades en la Diócesis de Morón.

El Obispo Jorge Vázquez invitó a todas las comunidades a vivir una Semana Santa con la convicción de sentirnos “amados por Jesús que camina junto con nosotros”.

La comunidad de la Catedral de Morón aprovechó la instalación en la plaza central del distrito de la convocante “Feria de las Colectividades” para colocar un puesto propio donde, durante todo el fin de semana, se repartieron los programas de las actividades de toda la semana hasta el domingo de pascuas y se regalaron olivos bendecidos a todos los vecinos como así también a los puestos de todos los países que conforman la feria. 

Miembros de catequesis propusieron la imagen de un “Jesús en un burrito” hecho con la técnica de “cabezones” que fue una gran sorpresa especialmente para los más chiquitos que estaban paseando por la feria el fin de semana.

En las noches del sábado y el domingo de ramos, el párroco de la Catedral, Martin Bernal, realizó una bendición de los olivos especial para todos los vecinos que se encontraban en la plaza San Martín.  Es así que en medio de los shows musicales que ofrece habitualmente la feria de las colectividades, este fin de semana que dio inicio a la Semana Santa, los vecinos y vecinas de Morón pudieron recibir el regalo de un olivo bendecido y una oración para todas las familias.

“Recibamos todos una bendición que signifique la esperanza por la que trabajamos, por la que luchamos y compartimos cada día” fueron las palabras del Padre Martín Bernal a la hora de bendecir en la noche del sábado.

El cronograma de actividades para la semana santa indica varios gestos de las parroquias del centro de Morón que se corresponden con la propuesta del Obispo Vázquez que pide “una Iglesia en salida, que escuche e integre a todos”. En esta línea se planifica un Vía Crucis para la tarde del viernes santo que recorrerá todo el centro de la ciudad para finalizar en las escaleras de la Catedral con el mensaje del Obispo para todas las comunidades presentes. En la misma peregrinación, los jóvenes representarán un Via Crucis viviente.

Tras una espera de cientos de años, se escrituró la Catedral de Morón

El martes 4 de diciembre tuvo lugar el acto de firma de Escritura de la parroquia Inmaculada Concepción del Buen Viaje – Catedral de Morón. A 288 de la creación de la parroquia, la diócesis puede concretar esta anhelada formalización que fue rubricada en la Municipalidad, con la presencia del Obispo Jorge Vázquez, del intendente municipal Ramiro Tagliaferro, del Director de Culto de la Provincia de Buenos Aires Walter Javier Jiménez, del escribano Diego Molina, presidente del colegio de escribanos de Morón y asesor de la escribanía general de la Provincia de Buenos Aires, del padre Martín Bernal, párroco de la Catedral, y del escribano adscripto de la escribanía de gobierno Paul Díaz.

La presencia de los altos funcionarios provinciales y municipales no es para menos: se trata de la regularización de la propiedad por parte de la Iglesia de Morón de nada más y nada menos que de su Catedral Basílica, poniendo fin a siglos de una situación irregular.

Cuando la parroquia de Morón, fue creada en 1730, no tuvo templo propio y por muchos años funcionó provisoriamente en el oratorio de Francisco de Merlo hasta que muy probablemente en diciembre de 1776 se instaló definitivamente en el mismo solar en dónde hoy se encuentra la Catedral.

Según parece, ya que no hay documento que demuestre dicha voluntad, sólo el testimonio oral de un vecino en una causa judicial de 1799, el matrimonio integrado por Marcos Alarcón y Juana Iturri -propietarios de lo que hoy es la zona céntrica de Morón- habrían donado en la década del sesenta del siglo XVIII, una “cuadra de tierra” que con el tiempo se extendió a la totalidad de la manzana para que se levante la Iglesia parroquial, la que en la venta de una propiedad que hace el yerno y sucesor de Alarcón, Faustino Zalazar a Francisco Conget, el 2 de julio de 1779, ya figura al detallar en la escritura que dicho terreno linda al oeste “… con la Capilla intitulada Ntra. Sra. del Buen Viaje … ”.
Este documento notarial, es de vital importancia: es el primero que nombra a la parroquia del Buen Viaje en el ámbito civil.

Tres meses después en octubre de ese mismo año, Zalazar vende a Ramón de Escalera otra fracción de tierra, haciendo la salvedad que quedan excluidas “seis cuadras de terreno” una de las cuales está la Capilla e Iglesia, figurando por segunda vez la Parroquia en un documento de este tipo.

El propio Zalazar y su esposa Pascuala Alarcón serían los donantes de una cuadra frente a la Iglesia para plaza y así en torno a ambas para 1799 según informe oficial, se aglutinarían en rededor a ellas unas doce casas delimitadas por las calles Casullo, Rivadavia, 9 de julio y Mitre.

Los años transcurrieron, se pasó de la época colonial a la independiente y así en la misma cuadra de la iglesia se edificó la primer escuela pública en 1822 (dónde hoy está el edificio de Acción Social) y al quedar vacía tras su cierre en época rosista, se instaló la autoridad municipal.

En 1859, para colaborar con los gastos de la construcción del segundo templo, el Municipio autorizó a la Parroquia vender un terreno a Francisco Querol, dándose por válida la posesión de dicha parcela por parte de la Iglesia por “… un documento del año mil setecientos setenta y dos …” y unos testigos que habían dado fe de la propiedad eclesiástica de esa tierra en 1854 ante “… la Escribanía Mayor de Gobierno …”, en medio de varios trámites judiciales. Todo esto justamente, por no haber escritura alguna.

En 1874, con motivo de sufragar los gastos del tercer y actual Templo, el mismísimo Arzobispo de Buenos Aires Federico Aneyros por parte de la Iglesia, vendió la esquina de las actuales Buen Viaje y San Martín, al Intendente Santiago Amaral -terreno en dónde como se dijo anteriormente venía funcionando la Municipalidad- y nuevamente por falta de escritura se tomó como válida la “… posesión inmemorial que ha tenido de la manzana …” la Parroquia, respaldando esto con la venta Zalazar-De la Escalera de 1779, antes mencionada. Una vez más la buena voluntad de las autoridades permitió saltear el inconveniente.

Así pasaron los años hasta llegar al presente y la situación de precariedad jurídica en la posesión de la iglesia moronense de su Catedral, casa y colegio parroquiales, se regulariza después de casi 300 años.

Nota realizada con la colaboración de Ezequiel Pavese, coordinador general del Museo de la Catedral.