45° Peregrinación Juvenil a Luján. Morón fue “Posta de Caminantes”

En el marco de la 45° Peregrinación Juvenil a pie a la Basílica de la Virgen de Luján, la Catedral de Morón encarnó más que nunca el apelativo de “Posta de Caminantes”. El Obispo de Morón, Jorge Vázquez, el Cura Párroco, Martín Bernal y demás sacerdotes y diáconos se ubicaron en la entrada de la Catedral para encontrarse con los peregrinos, darles la bendición y aliento para continuar caminando. 


En la explanada de la Catedral se levantó un escenario con las imágenes de la Virgen de Luján y la Virgen del Buen Viaje, Patrona de la Diócesis; a los costados del mismo. Durante todo el día, distintos grupos de personas se fueron turnando para cantar y animar a los miles de peregrinos que pasaban por el distrito. La Parroquia contó también con un grupo de servidores para asistir a los caminantes con comida o atención sanitaria. 
Alrededor de las 14 hs, hizo su llegada a Morón la imagen cabecera que salió desde la Parroquia de San Cayetano en Liniers y que desde 1975 encabeza la Peregrinación que en sus inicios convocaba a la juventud, pero con el tiempo el Pueblo Argentino la hizo suya para todos. 

La imagen estaba acompañada por la banderas de todas las provincias argentinas y países de América Latina “Como gesto de unidad y hermandad, y teniendo en cuenta el lema de este año: “Ayúdanos a unirnos como hermanos” destacó la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular. 

La Virgen de Lujan pasa por Morón

45° Peregrinación a Luján"Madre, ayúdanos a unirnos como pueblo"

Posted by Parroquia Inmaculada Concepción del Buen Viaje Catedral de Morón on Saturday, October 5, 2019
Transmisión en directo de la llegada de la Imagen Cabecera a la Catedral de Morón
Posta de Caminantes

Multitudinaria jornada de bautismos en la Catedral de Morón

El sábado 28 de septiembre, más de 300 personas de todas las edades (desde recién nacidos hasta octogenarios) se acercaron a la Catedral Basílica Nuestra Señora del Buen Viaje para recibir el sacramento del Bautismo, en el marco de la Jornada Especial que se extendió, a tal fin, desde las 10 hasta las 17 horas.

Desde temprano se sucedieron vecinos de la zona que formaron extensas filas en la vereda y pudieron anotarse, recibir las charlas previas para acceder al sacramento bautismal, rodeados de sus padrinos, familiares y amigos, quienes dieron un constante marco imponente al templo insignia de la ciudad de Morón.

Con la sola presentación del DNI o la partida de nacimiento, los concurrentes pudieron sumarse a la gran familia católica de la comunidad parroquial de la Madre del Buen Viaje.

El Obispo de Morón, Mons. Jorge Vázquez encabezó desde primera hora algunos de los bautismos, secundado por el párroco de la Catedral, Pbro. Martín Bernal, y demás sacerdotes y diáconos de la diócesis que estuvieron al servicio de tan relevante acción.

Decenas de servidores garantizaron que la jornada se desarrolle a la perfección, y acompañaron en todo momento a las personas que se acercaron con la decisión de integrarse como hermanos a la fe cristiana.

“Este es un día de luz, sol y vida: Es el día de la fiesta de nuestros bautismos”, dijo el Padre Martín Bernal a modo de bienvenida, ante la respetuosa atención que le prodigaron centenares de vecinos y vecinas. También añadió a los allí presentes, que “Dios no nos va a dejar, no va a dejar que se caiga nuestra alegría, nuestra esperanza, nuestra fuerza (…) Dios nunca nos suelta de su mano. Estamos celebrando esta verdadera fiesta en la casa de la Madre del Buen Viaje, una de las parroquias más antiguas de la provincia de Buenos Aires. Vamos a cumplir 289 años. Esto quiere decir que hace 289 años que en este preciso lugar se bautiza. Este es un día de profunda alegría, de redención, de encuentro con la vida, con la fe y el corazón”, sintetizó.

Luego de finalizada la celebración de cada grupo de bautizados, se les ofreció un pequeño agasajo para que las familias puedan disfrutar de un momento único e inolvidable. El mismo estuvo organizado por la Comunidad Parroquial y sus Servidores.

En Morón hay una Iglesia en salida, como le gusta predicar al Obispo Jorge Vázquez. Una Iglesia en salida que continúa acercando la Palabra de Dios a miles de vecinos del pago chico y zonas aledañas, y que se muestra como punto de referencia para la práctica de la fe, la solidaridad, el desarrollo de la cultura y la construcción de una renovada esperanza para todo aquel que guste acercarse a las múltiples actividades que se realizan en dicho templo.